Tal vez pueda interesarte abrir una cuenta bancaria en España para recibir transferencias y gestionar mejor y con mayor seguridad tu dinero. Puedes, incluso, tener una tarjeta de débito o crédito con cargo a esa cuenta y evitar llevar dinero en efectivo o tarjetas de otros países que no siempre son aceptadas.

El sistema bancario español es seguro, ágil y menos costoso para el cliente que en otros países, especialmente latinoamericanos.

Aunque hayas solicitado y obtenido un visado, incluso para estancias superiores a 180 días, tu situación legal en España es de “no residente”, por lo que la solicitud de apertura de cuenta será en esa condición.

Para abrir una cuenta como “no residente” la entidad bancaria te solicitará el Certificado de No Residente.

Para obtener el certificado de no residencia, es necesario acudir a tu consulado en Alicante o a cualquier oficina de la Dirección General de la Policía siguiendo este trámite, y con el propio pasaporte, solicitar el certificado de no residencia (suele tardar aproximadamente 10 días). Una vez conseguido el certificado de no residencia, ya puedes acudir al banco y abrir la cuenta.

Aparte del Certificado de No Residente y de tu Pasaporte, algunos bancos piden otra documentación complementaria como:

  • Justificante de ingresos mensuales o un documento acreditativo de tu condición de empleo.
  • Referencias del banco de del país de origen.
  • Documento que verifique tu domicilio: factura, extracto bancario, etc.

El funcionamiento y las comisiones de las cuentas bancarias para no residentes son similares a las cuentas para residentes, aunque si quieres tener una tarjeta de crédito hay que consultar con el banco antes de abrir la cuenta.

Debes tener en cuenta que para que la cuenta permanezca operativa es necesario renovar cada dos años el certificado de no residente.

Si decides abrir una cuenta bancaria en España, consúltanos y te diremos cuáles son los Bancos en los que resulte más interesante en cada momento.